Necesitarás más de un día para poder empaparte de toda la naturaleza, historia, gastronomía, tradiciones de Cortes de Pallás.

 

Una localidad, Cortes de Pallás, que no dejará de maravillarte, por todo lo que ofrece a su visitante. Tendrás garantizada una desconexión total de la rutina y el estrés diario.

 

En pocos lugares de España, encontrarás un pueblo medieval, con palacios, un castillo, embarcadero, cuevas, montañas, cascadas. Si lugar a dudas, un paraje de singular belleza cautivadora, que no te pilla de paso.

 

Dominado por su orografía, el río Júcar tiene su paso por esta localidad, creando cañones y rincones, dispuestos a ser disfrutados desde un buen crucero fluvial con Suaventura.

Necesitarás más de un día para poder empaparte de toda la naturaleza, historia, gastronomía, tradiciones de Cortes de Pallás.

Cortes de Pallás, estuvo ocupada por población musulmana, hasta que tras la conquista de Jaime I, en el año 1609 se decretó su expulsión, produciéndose una gran rebelión. La gran plataforma natural Muela de Cortes, sirvió de refugio para los perseguidos.

Cortes de Pallás, naturaleza en estado puro

La Muela de Cortes, es una gran plataforma natural, con una altitud máxima de 825 m y desnivel de 466m. Actualmente está declarada como Coto Nacional de Caza desde 1973, con una extensión de 36.009 hectáreas.

En la parte superior de la Muela, existe un embalse construido en 1988 para la generación de energía hidroeléctrica.

Necesitarás más de un día para poder empaparte de toda la naturaleza, historia, gastronomía, tradiciones de Cortes de Pallás.

Prepara tus botas, cámara fotográfica para subir al Castillo de Chirel. Esta fortaleza medieval del siglo XV, esconde batallas, enfrentamientos, historia en cada piedra que lo eleva.

No tiene pérdida, resultando fácilmente visible, por su posición estratégicamente elevada flanqueado por las gargantas del río Júcar. Si quieres descubrir más sobre el ascenso al Castillo de Chirel, aquí te dejamos más información.

Si lo que te apasiona es la espeleología Cueva Hermosa te espera, desde 1.880 año de su descubrimiento. En su interior descubrirás salones, estalactitas, murciélagos y un nacimiento de agua. Para verla en su totalidad, necesitarás unas cinco horas, para completar su recorrido. Siempre debes ir acompañado de guías profesionales.

Necesitarás más de un día para poder empaparte de toda la naturaleza, historia, gastronomía, tradiciones de Cortes de Pallás.

Cortes de Pallás, tiene muchos más secretos que mostrarte. Los Chorradores de Otonel, son un conjunto de cascadas de agua que acaban en el río Júcar. Allí podrás ver un salto de agua de más de 70 metros de altura.

 

¿Habías imaginado un lugar así en la Comunidad Valenciana? Todo un espectáculo es lo que ofrece estas cascadas naturales, en la zona de Cortes de Pallás.

 

Su origen está en un encajamiento del río Júcar, con un descenso del 350 metros, sólo apto para profesionales. Se trata de un río que siempre lleva caudal, en cual época del año. Este hecho es el que le hace especial para practicar barranquismo.

Los Chorradores de Otonel, están integrados dentro de una ruta, llamada la Ruta del Agua. Empieza con una primera cascada, para seguir con la cascada madre con un salto de 70 metros, tras esta parte se sigue a nado con diversos descensos, espectaculares en época de lluvias.

¡Visita Cortes de Pallás, no quedarás indiferente!